cescem corrientes

CESCEM CORRIENTES

CENTRO DE EX SOLDADOS COMBATIENTES EN MALVINAS DE CORRIENTES

Hoy es  ""

Sitio Web

Noticias

Todas las Noticias 2013

<< pagina anterior


25/06/2013 - fuente: Radio DOS

TRAS UN AÑO Y TRES MESES

Miguel Ángel Brítez: “Tuve momentos malos pero nunca bajé los brazos”

britezEn contacto con Radio Dos, el ex combatiente encontrado en Tacuarembó, Uruguay, el año pasado, contó acerca de su mejoría de salud y también habló y contó algunas anécdotas de su estadía el conflicto bélico. Dentro de pocos días recibirá su casa en su localidad, Itá Ibaté, donde piensa ir a radicarse y formar una familia. “Siempre me voy a acordar que lo que tengo es al gobernador y a la presidente, no tuve todo pero nunca bajé los brazos, siempre estuve bien, tuvo momentos malos pero gracias a Dios la supe llevar”, señaló Miguel Ángel Brítez.-

En contacto con Radio Dos, Miguel Ángel Brítez contó como se encuentra de salud a un año y tres meses de estar en Corrientes: “Gracias a Dios estoy bien, cada vez mejor. Estoy haciendo todo la rehabilitación y todo eso”.-

“Físicamente estoy bien. Bien, bien no estoy, pero para lo que vine y estuve, no estoy un 100%, pero si en el 70”, añadió.-

Sobre si hay posibilidad de que puedas llegar al 100%: “Eso es lo que ellos me dicen, que si. Me va a llevar un tiempo pero voy a estar mejor de lo que estoy ahora”.-

Sobre la casa en Itá Ibaté que le está fabricando a través del Instituto de Viviendas de Corrientes, dice: “Gracias a Dios todo eso de la pensión me dio la Nación y el gobierno, la casa me da el INVICO y la intendencia el terreno. En un mes mas o menos va a estar todo. Falta poco”.-

Aprovechó para agradecer al gobierno provincial también: “El gobernador y el gobierno, gracias a ellos. El gobierno principalmente y el ministro Valdés, quien venía todos los días a verme. Ahora me hizo llamar el gobernador para estar en Casa de Gobierno”.-

Sobre mensaje a los excombatientes y para que mantienen la esperanzas, Brítez dijo: “Tiene que ir creyendo en la unidad, que seamos unidos todos. Unidos se consiguen muchas cosas”.-

Sobre la relación con los familiares en Itá Ibaté, señaló: “Bien, todos los días van a visitarme. Somos una familia grande. Una de mis primas tiene 14 hijos y la última vez tuvo mellizos. Dice que ya cerró la fábrica (risas) y yo espero tener la mía también. Todos ellos me apoyan especialmente Esteban (su hermano) y su hijo, Seba, Andrés quienes están siempre conmigo. Está toda la familia unida”.-
Sobre la posibilidad de que, cuando estaba viviendo en Tacuarembó, había pensado en lo que le toca a vivir ahora: “Allá cuando viví nunca pensé porque no sabía nada. Cuando recién vinimos no teníamos nada. Por eso fui al Uruguay. Porque no tenía apoyo del gobierno ni nada, y no tenía estudios tenía que trabajar, hacer changas. Estaba difícil conseguir trabajo en ese tiempo”.-

Cuando se le preguntó sobre si puedo encontrarse con otros excombatientes, dijo: “En Goya cuando estuve por primera vez en un acto, el pasado 2 de Abril, me encontré con muchos camaradas, como por ejemplo Carlos Gómez que hoy es retirado de la policía. Con el conversamos, incluso recordamos una vez que nos peleamos entre los dos en el regimiento, y un cabo nos agarró , nos hizo bailar y nos encerró una semana en el calabozo y durante esa semana nos estuvimos insultando cada uno en su celda , lógicamente salimos y no paso nada. Éramos muy jóvenes.

Miguel también contó sobre los recuerdos sobre la guerra de Malvinas: “Yo no recordaba tanto porque me hacia mal, ahora que estoy mejor puedo y busco recuerdos buenos. No obstante siento mucho lo que le paso a muchos compañeros que vinieron heridos, sin piernas, sin brazos… muchos se suicidaron. Gracias a Dios yo supe saber llevar, todo esto siguiendo el camino”.-

“Yo estuve en monte Kent, muy cerca de Puerto Argentino. Cuando murió el Capital Pedro Giachino yo estuve a unos 150 metros…levante la bandera el 2 de abril y desde ahí me quede hasta que terminó la guerra cuando dieron la orden de cese del fuego. Ahí todo eran luces de bengala, eran las bombas y granadas. No tenía miedo porque igual podíamos morir. Hicimos lo que pudimos”, continuó con su relato.-

“Ahí solo mi compañía éramos como 900, pero había muchos mas. Ninguno se conocía todo. Había ejército, marina, infantería. Estaban los de cañones 105 y de obuses. Yo como era apuntador derecho estudiábamos un poco porque siempre nos hacían hacer cosas, del otro por las dudas de que alguno caiga abatido”, expresó el excombatiente.-

Sobre la indiferencia de la gente a los ex combatientes, Miguel Ángel se limitó a decir “solo perdona Dios. Duelen mucho las cosas que pasamos”.

Al respecto reflexionó “tenemos que ser agradecidos con Dios que nos salvó sino habríamos estado todos muertos…porque allá de día veíamos y de noche ellos con la mira infrarroja donde asomabas un dedo te lo arrancaban”.-

Consultado sobre de ahora en mas como continuará su vida enfatizó “yo no pienso nada, no espero nada. Solo me tengo que mejorar, continuar con mis rehabilitaciones. Acá en la Capital me quedaré hasta estar bastante mejor y después si me iré a Itá Ibaté y he de vivir con mi sobrino Sebastián”.-

<< pagina anterior


 

Archivos de Noticias


Noticias de interés general

 


Traducir página


1982 - 2015 / Centro de Ex Soldados Combatientes en Malvinas de Corrientes.
Copyright © a.m diseños web - Todos los Derechos Reservados. Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual.

ir arriba